21 diseñadores que se volvieron «creativos» y terminaron haciendo algo que no tenía mucho sentido

0
27

En el mundo actual existe una gran competencia por tener los productos más innovadores y que más llamen la atención de los clientes, pero esto representa el riesgo de caer al otro extremo, porque hay una línea muy delgada entre lo que puede ser innovador y el ridículo. , por lo que hay que tener mucho cuidado.

Aquí hay 21 productos a los que los diseñadores les pusieron «demasiada» creatividad y todo resultó en un objeto que, a menos que tuvieran mal gusto, nadie querría tener. Veámoslos y ojo con no caer en la exageración, seas diseñador o comprador.

1. Niños aterradores

2. Hecho a mano

3. No les importa mucho la privacidad

4. Y todavía lo pagan

5. Después de comer, sube tus archivos

6. Unas vacaciones no tan felices

7. Y por dentro lleva su Nike

8. No sabemos qué te hizo comprar esto

9. No sabemos qué pensar al respecto

10. A Lady Gaga le gusta

11. ¿Es esta la Iglesia de Aquaman?

12. ¿Usarías esto?

13. Mala idea

14. No hace falta preguntar cuál es la especialidad de la casa

15. ¿Usarías algo como esto?

16. Para múltiples usos

17. Hay algo mal aquí

18. Sólo fumar

19. Un poco torpe

20. A los vegetarianos no les gusta.

21. Intenta imponer la moda