Sabemos que algunos todavía son incapaces de distinguir entre «verse bien» y lo que es ridículo. Probablemente nunca lo entenderán, por lo que debería haber una ley que prohíba a los profesionales del corte de cabello hacer algunas de las cosas que sus clientes les piden que hagan, y eso no restringe su libertad de toma de decisiones, sino que vele por su propio bien. Si no lo cree, eche un vistazo a las imágenes que le presentamos a continuación.

1. Te cobran extra por esos favoritos

2. El «chico malo»

3. ¿Quieres sentarte a su mesa?

4. De mal en peor

5. Fue una muy buena fiesta

6. Pequeño Trump

7. Tu vecindario te apoya

8. Al 2 × 1

9. «El que sigue»

10. La pareja perfecta

11. Trabajas con lo que tienes

12. Esta era la moda entre los misioneros en el siglo XV.

13. Una nueva versión de Loco por Mary

14. ¿Por qué cortar si puedes pintar?

15. Ella insiste en que se ve bien

16. En serio, deberían prohibir estas cosas

17. Y, además, se siente galante

18. No le gusta usar un copete

19. Estamos seguros de que ella misma lo corta.

20. Corte de «tronco de mamut»

21. No sabemos lo que pensaban él y su barbero.