Sabemos por nuestras clases de ciencias que existen dos tipos de genes, los dominantes y los recesivos. Estos ayudan a definir los aspectos que llegaremos a tener en nuestra persona, desde nuestro color de ojos y hasta la cantidad de melanina que produciremos para definir el color de nuestra piel.

Muchas veces al ser padres esperamos ver qué cualidad heredarán nuestros hijos y ciertas ocasiones, no hay más que solo ver a nuestras fotografías para ver que en algunos tiempo nuestros pequeños eran exactamente iguales a nosotros y viceversa.

En el siguiente listado te compartimos 20 veces que no se necesito de una prueba de ADN para saber que estas personas estaban emparentadas:

1.  “Los genes de la abuela realmente clickearon copiar y pegar”.

2. “Siempre pensé que no me parecía en nada a mi papá hasta que vi a su papá”.

3. “Mi mamá y yo somos una misma”.

4. “Mi marido y mi hija”.

5. “Toda mi vida la gente me ha dicho que me parecía a mi mamá. Nunca lo vi hasta que encontré esta vieja foto suya “.

6. “Mi padre y yo a los 29 años”.

7. “Los genes son divertidos. Mi abuela materna y yo”.

8. “Mi tío tatarabuelo y yo”.

9. “Yo y mi abuelo paterno”.

10. “Mi tatarabuelo y yo”.

11. “Nunca hubiera sabido que era un doppelgänger de mi bisabuela (1894-1961) sin AncestryDNA”.

12. “Mi abuela y yo a los 2 años”.

13. “Mi abuela, Gigi y yo”.

14. “Mi bisabuela noruega y yo. Mis raíces escandinavas son solo del 26%, por lo que sus genes tenían que ser súper fuertes”.

15. “Mi tío abuelo en la Segunda Guerra Mundial contra mí hoy”.

16. “Mi bisabuelo en 1918 y yo en 2020”.

17. “Los genes de mi padre son fuertes”.

18. “Mi papá y yo usamos la misma corbata en nuestras respectivas graduaciones, con 30 años de diferencia, esto no estaba planeado”.

19. “A menudo escucho cómo me parezco a mi abuela”.

20. “Mi abuelo paterno directo y yo, nacimos con 506 años de diferencia”.

¿Tú tienes fotos que demuestran que tú y tus hijos son idénticos? Déjalas en los comentarios. Comparte esta galería con tus seres queridos para que se sorprendan con lo parecido que pueden ser algunos papás y sus hijos.