El destino sigue siendo un villano hasta el día de hoy y le encanta burlarse de personas inocentes. En sus mangas lleva un montón de cartas de triunfo, la principal de las cuales es una mezquindad repentina, o sorpresa vil, como quieras llamarle.

En la siguiente galería, se ha compilado una serie de sucesos de mala suerte donde los protagonistas pueden ser cualquier persona en cualquier día. Sin duda más de alguna imagen que verás a continuación te traerá un recuerdo donde tú fuiste quien sufrió de algo similar. Si no nos crees, continúa deslizando:

1. “Pensé en hacer un poco de pasta con lo último de mi salsa de tomate casera de mi jardín el verano pasado. Supongo que será mejor que lo piense de nuevo”.

2. “El techo de mi baño se derrumbó hoy. Ah, y resulta que hay una infestación de moho negro. Precioso”.

3. “UPS entregó mi nuevo monitor hoy (dejándolo caer sobre una pared con púas de 7 pies)”.

4. “No tocaré la guitarra por un tiempo. Encendió el quemador equivocado y luego agarró un cuenco de metal que estaba sobre la llama. Ay. Sí. Son ampollas”.

5. Mi papá compró una máquina perforadora en Wish. Esto acaba de llegar.

6. “Mi neumático explotó camino al trabajo. No hay problema, tengo uno de repuesto. Dos minutos después el repuesto también se rindió”.

7. En Dinamarca se entregó una pantalla plana en la calle y el número correctos. Pero la ciudad equivocada. Las casas aún no se construyeron. Estaba lloviendo a cántaros. No es mi TV.

8. Piezas afiladas al azar en plástico.

9. “Acabo de terminar un turno nocturno de 13 horas en una sala de cuidados intensivos (por la situación actual), uno de mis pacientes fue arrestado al final de mi turno y salí y descubrí que me robaron mi nueva bicicleta y no había forma de llegar a casa”.

10. “Entonces, después de ahorrar unos 5 meses, compré mi primera computadora portátil para juegos de segunda mano para poder estudiar y trabajar en mi pasatiempo de edición. Ayer mi estante superior se cayó y se partió por la mitad”.

11. Un grupo de adolescentes entró solo para destrozar el teatro.

12. Una estatua de Jesús en la India comenzó misteriosamente a gotear agua de los dedos de los pies. Los adoradores comenzaron a recolectarlo y beberlo creyendo que era sagrado. Más tarde se descubrió que la fuente del agua era un inodoro obstruido cerca de la estatua.

13. “He estado esperando 6 semanas por un inodoro bastante caro para que podamos instalarlo en la casa de un cliente, finalmente ha llegado”.

14. “Creo que dejé una ventana abierta anoche, no estoy seguro”.

15. “Ahora recuerdo que ayer quise un refresco fresco”.

16. Cuando estás trabajando desde casa y presionas video en lugar de audio.

17. “Los suegros nos invitaron a cenar; Era una trampa”.

18. “Mi novia y yo tenemos COVID. Se apagó el calentador, el técnico no puede salir debido a la cuarentena. Decidí intentar arreglarlo yo mismo. Tropezó con una tubería y cayó por el techo. ¿Alguien necesita un manitas?”.

Todos hemos tenido un día donde parece que nos levantamos del lado incorrecto de la cama ¿No es así? Déjanos tus anécdotas en los comentarios. Comparte esta galería de mala suerte con tus amigos para que vena que siempre puede haber alguien que la puede estar pasando peor.