Cada comienzo de año, aspiramos a mejorar nuestra vida, a dejar atrás el viejo yo y convertir los próximos meses en oportunidades para el futuro, pero sin acciones concretas que se conviertan en hábitos, eso solo quedará como un hermoso deseo.

Ser un mejor hombre se logra cumpliendo metas pequeñas pero importantes que están integradas en nuestras rutinas. Quizás aislados no nos parezcan mucho, pero con perseverancia al final nos daremos cuenta de lo mucho que han servido. Por eso ahora te estamos recomendando estos propósitos reales y prácticos que puedes lograr en este año 2021. Desear salud, dinero y amor es bueno, pero es mejor que actúes y adoptes una rutina de éxito.

1. Una alarma fuerte y distante

Cuando nos vamos a la cama lo último que hacemos es revisar el celular y muchos de nosotros ponemos una alarma (o más) para despertarnos al día siguiente. Pero es muy fácil agarrar el celular por la mañana y apagarlo. Lo mejor que puedes hacer es tener un reloj despertador que suene, que puedas programar antes de irte a la cama y ponerlo en tu dormitorio para que cuando realmente suene te levantes de la cama para pasar la noche. apagar.

2. Leer un libro a la semana

La lectura es el camino hacia la inteligencia y el conocimiento es la clave del éxito. Puede pensar que será imposible terminar un libro todas las semanas, especialmente si elige uno muy grueso, pero solo necesita cambiar su estrategia. Comienza con un libro delgado y trata de terminarlo en una semana. Poco a poco, puede aumentar el grosor y la complejidad de los textos.

3. Beba mucha agua

Hay bebidas que nos encantan por su sabor y que nunca dejaremos de disfrutar de una buena cerveza. Sin embargo, también necesitamos ayudar a nuestros cuerpos a mantenerse hidratados. Puede sugerir beber agua solo un día a la semana. Con el tiempo, le resultará más fácil hidratarse con líquido vital durante el día.

4. Ejercicio

Sí, es más fácil decirlo que hacerlo. El problema es que te imaginas pagando mensualidades en el gimnasio y quedarte sin tiempo durante el día para hacer otras cosas, pero en realidad lo que debes sugerir es hacer algo que despierte y fortalezca tu cuerpo. Puedes trotar o hacer un poco de ejercicio en casa sin gastar en equipo. Es hora de sudar y tu yo futuro te lo agradecerá.

5. Aprenda nuevas habilidades

Ser un mejor hombre también es estar más calificado. Actualmente, tenemos la ventaja de que hay lecciones y tutoriales para prácticamente todo, por lo que podemos aprovechar para aprender carpintería, baile, manualidades, ingeniería básica, dominar un instrumento musical, o cualquier cosa. Qué te interesa.

6. Sal a caminar

Filósofos como Aristóteles, Kant o Nietzsche fueron caminantes de rutina y esto les permitió aclarar sus ideas, despejar sus mentes y resolver los problemas de la vida. Si los pensadores lograron ahondar en los misterios de la existencia, un paseo para nosotros podría al menos ayudarnos a relajarnos, oxigenar nuestro cerebro y comenzar a resolver nuestras vidas.

7. Escribe y escribe

Así como hacer del hábito de la lectura una buena recomendación, la escritura también nos ayuda a rastrear nuestro desarrollo cognitivo y emocional. No se trata de escribir una página completa en un diario todos los días, a veces solo escribir en un párrafo, o incluso en una oración, fue lo más relevante del día. Capturar sus ideas y emociones lo ayudará a notar su progreso y recordar lo que es importante en su vida.

8. Adiós a las notificaciones

No somos máquinas que tienen que funcionar las 24 horas del día, los 7 días de la semana y también se necesita descansar. Debe estar libre de distracciones y disfrutar de no hacer nada durante un tiempo. No hay nada mejor que apagar el celular o deshabilitar las notificaciones, al menos por unos minutos.

9. Elimina el ruido

Un complemento al punto anterior es que estamos acostumbrados a hacer muchas cosas con música de fondo. Ponemos música para “motivarnos” a limpiar la casa, trabajar o hacer ejercicio, pero llega un momento en que se convierte en una distracción. Así que, de vez en cuando, trate de no ponerse los auriculares y realice sus actividades sin música.

10. Llame a su familia

A veces, tus padres no quieren llamarte porque saben que eres un hombre ocupado. Sin embargo, realmente quieren saber de usted, y es mejor que usted tome la iniciativa. Llámelos al menos una vez a la semana y dígales que está bien.

11. Planifica tu fin de semana

Trabajas muy duro y mereces que te mimen. El detalle es que a veces tenemos ganas de hacer muchas cosas que queríamos porque simplemente las improvisamos. Esto se puede resolver con una buena planificación, como si su fin de semana fuera unas mini vacaciones. Verás que de esta forma podrás organizar gradualmente lo que quieras hacer.

12. Visita a tu peluquero

La mayoría de las veces, por falta de tiempo, nos afeitamos o recortamos la barba en casa. Pero cuando vas a una peluquería, no solo te dejas mimar, sino que también puedes escuchar grandes consejos para mejorar tu apariencia. Además de relajarte con un buen afeitado, los barberos son grandes interlocutores y con ellos podrás repasar todo lo aprendido.