Somos criaturas sociales y nuestra supervivencia depende de cómo nos comunicamos con nuestros semejantes. Pero cuando conocemos a una nueva persona, por ejemplo en la escuela o en el trabajo, nos ponen nerviosos y, a veces, no podemos expresarnos bien.

Quizás nos consideramos tímidos o somos demasiado directos cuando hablamos con alguien, esta vez le brindamos consejos de comunicación que lo ayudarán a sentirse más seguro cuando hable. De esta forma, te convertirás en un experto que dominará al gato de cualquier situación.

1. Refleja tu comodidad

Es normal que experimentemos cierta incomodidad cuando nos encontramos en situaciones nuevas con personas con las que nunca hemos hablado, y este sentimiento dificulta nuestra capacidad de hablar. Lo que podemos hacer en esta situación es «engañar» un poco a nuestros cerebros y tratar de creer que ya hemos hablado con estas personas, para que se sienta cómodo y la comunicación sea fluida.

2. Leer el lenguaje corporal

Además de las palabras que decimos y el tono de voz con el que las expresamos, el cuerpo tiene sus propias formas de expresar lo que piensas. Comprender el lenguaje corporal es una herramienta muy útil, porque de esta manera puede saber si lo que dice le interesa a la persona o si, sutilmente, cruzando los brazos, no se siente cómodo con su discurso.

3. Presta atención a tu propio cuerpo

Esto se suma al punto anterior, porque estar atento y controlar las expresiones de su cuerpo mejora enormemente su comunicación. Presta atención a la inclinación de tu cuerpo, la dirección de tus pies y la forma en que usas tus brazos en una conversación, y evitarás dar mensajes contradictorios, como decir sí cuando tu cuerpo dice claramente que no.

4. Durante una discusión

Para que las conversaciones no se salgan de control cuando hay diferentes puntos de vista, debe tener cuidado de no pararse frente a la persona con la que está discutiendo. Lo mejor es que los dos se miran en la misma dirección, para que no se sientan amenazados y puedan manejar el debate con un poco más de cortesía, y que no te rompan la cara Una discusión animada.

5. Pide ayuda

A muchos les resulta difícil pedir ayuda porque temen que no se les dará y pueden demostrar que son incapaces. Para evitar este malestar, puede comenzar con esta frase simple y efectiva: «Necesito su ayuda». La idea detrás de esto es que a las personas les gusta sentirse competentes, y cuando alguien dice que nos necesita, nos sentimos bien, por lo que tendemos a apoyarlos.

6. Lo mismo pero diferente

A todos nos gusta sentirnos escuchados, pero también causar una buena impresión, así que una forma de hacer que las personas sientan que estás escuchando es repetir lo que dicen pero usando tus propias palabras. Esto crea un enlace de validación entre individuos, y es una excelente manera de causar una muy buena impresión.

7. Observar y aceptar

Hablando de conectar a las personas, una buena técnica para que las personas presten atención a lo que está diciendo es que cuando escucha, mira a la persona a los ojos y asiente. Los humanos tienden a repetir los movimientos que vemos en los demás, y si asientes con la cabeza cuando escuchas, es probable que las personas lo hagan cuando hablas.

8. Repita los nombres

Algunas personas tienen problemas para recordar nombres, especialmente las personas que acaban de conocer. Para evitar este vergonzoso «¿cómo dijiste que era tu nombre?», Lo que puedes hacer es repetir el nombre tanto como sea posible para que quede grabado.

9. Usa otras palabras

Por supuesto, al dar nuestra opinión, estamos haciendo una declaración sobre algo en lo que creemos o de lo que estamos seguros; Sin embargo, la forma en que lo decimos es muy importante. En lugar de utilizar expresiones como «digo», «para mí», «estoy seguro», puede suavizar su discurso comenzando con expresiones como «podría ser», «creo», «a veces Pienso «, y con estos cambios de Word reflejarás que eres de mente abierta y que puedes escuchar diferentes opiniones tuyas.

10. Identificar roles

Cuando hablamos con más de una persona, cada una juega un papel en el grupo y es importante identificar a la persona que usted y los demás ocupan. Debes saber con quién están hablando todos cuando necesitan saber si lo que se ha dicho es válido, y por lo general las personas sonríen y asienten inconscientemente mientras miran a esa persona. Si logra captar la atención de este tema agradable, se asegurará de que esté mejor integrado en la conversación.

11. Sé efusivo cuando conozcas gente

Una buena manera de hacer que la persona que acaba de presentar se sienta cómoda es estar feliz y emocionado de conocerla. Con una buena sonrisa y un amistoso apretón de manos, le harás saber que estás feliz de hablar con él, y así los dos romperán el hielo.

12. Recuerda que la confianza lo es todo

Por supuesto, esta característica no es algo que adquirirás de la noche a la mañana, ya que evoluciona con el tiempo. Las personas que confían en sí mismas generalmente tienen mejores herramientas de comunicación y pueden entenderse con quienes hablan.

Todos los puntos anteriores están destinados a darle confianza en un discurso, por lo que es hora de comenzar a ponerlos en práctica.