La hamburguesa es uno de los platos más populares del mundo y aunque es relativamente fácil de preparar, no siempre tiene ese sabor especial que todo el mundo quiere. Pero para que no te pase a ti y que presumas cuando tienes invitados, te damos 10 consejos para que tus hamburguesas sean de calidad chef y puedas satisfacer los paladares más exigentes.

1. Mantenga la carne fresca

Lo ideal es que compres la carne el mismo día que vayas a hacer las hamburguesas, pero si no puedes, asegúrate de guardarla en el frigorífico para que no pierda frescura, sobre todo si vas a hacer algunas. cocido. Por supuesto, también trate de comprar carne de calidad.

2. No dejes que se peguen

No hay nada peor que la carne pegada a la parrilla, así que si encuentras que la carne está un poco seca agrega un toque de aceite antes de ponerla al fuego y eso solucionará el problema.

3. Cuida el fuego

Podrías pensar que un fuego saliendo de la parrilla hará que todo sea más impresionante, pero eso tiene sus riesgos, ya que puedes quemar la carne o cocinarla de manera desigual, lo que obviamente afectará el sabor.

4. Todo lo que necesitas es sal

Si la carne es de buena calidad, no es necesario vaciar un tarro de condimento, solo un toque de sal antes de ponerla a la parrilla será suficiente y conservará todo su sabor.

5. Que la carne no quede muy fina

Si desea una hamburguesa con carne jugosa, no la deje demasiado fina, ya que perderá rápidamente la humedad y, por lo tanto, el sabor.

6. Sin descanso

Para algunos trozos de carne se recomienda dejarlos reposar un rato después de retirarlos del fuego, pero la carne de hamburguesa no lo necesita. De hecho, lo ideal es que vaya directamente de la parrilla al plato.

7. Usa un termómetro

Si desea verificar que esté cocido, no meta un cuchillo en la carne para ver cómo está entrando, use un termómetro para carne. De esta forma comprobarás la temperatura interior para ver si ya están cocidos.

8. Da tu tiempo

Por temor a que se queme, muchas personas retiran la carne del fuego demasiado rápido, pero esto puede hacer que esté poco cocida y afectar el sabor, así que dedique su tiempo y deje que la parrilla haga su trabajo correctamente.

9. Pan crujiente

El pan debe estar tostado, nunca húmedo y suave. Para ello puedes poner un poco de mantequilla o incluso poner un poco de queso y colocarlo en la parrilla. Si bien es cierto que la carne es el ingrediente principal, no debes pasar por alto los detalles, como un buen pan.

10. Cada detalle importa

No solo hay que cuidar la carne y el pan, al contrario, todos los detalles importan, por eso hay que elegir el resto de ingredientes de buena calidad, porque un defecto de estos puede comprometer el trabajo realizado para tener el mejor hamburguesa. .