A sus 73 años, Arnold Schwarzenegger sigue siendo y será la figura del culturismo por excelencia. Actualmente es fuerte y tiene todo el aspecto de un rudo capaz de dar una paliza a cualquiera que intente ser inteligente con él.

El ejercicio debe ser parte fundamental de nuestra vida y debemos esforzarnos por ello, porque por pequeño que sea, siempre nos traerá grandes beneficios. Por esta razón, te traemos una lista de consejos de entrenamiento que te dio el actor y que podrías tener en cuenta la próxima vez que vayas al gimnasio.

1. Abs

En ningún momento descuidas el entrenamiento de tu abdomen. Entrénalo constantemente, trabajalo al menos cada dos días, pero es mejor hacerlo a diario.

2. Empresa

Recuerda estar siempre en buena compañía con alguien que te motive a levantar más peso y hacer más repeticiones de manera responsable. Además, los entrenamientos siempre serán mucho más divertidos con alguien y los desafíos se pueden usar para motivarse mutuamente.

3. Medias repeticiones

Te ayudará mucho si al final de cada serie haces medias repeticiones adicionales para mantenerte al día, especialmente en el lazo brazo con mancuernas después de 10 repeticiones completas. Pruébelo después de perder peso. Haz cinco o seis medias repeticiones, dejando que el peso caiga a la mitad antes de llevar los brazos a la altura de los hombros.

4. Cambie el programa de entrenamiento de vez en cuando

A medida que se fortalece, sus músculos tienden a volverse más resistentes y tolerantes al mismo ejercicio, por lo que debe probar diferentes tipos de métodos de entrenamiento de fuerza, combinaciones y tiempos de entrenamiento.

5. Visualización de músculos durante cada ejercicio.

Es muy útil. Cuando se dé cuenta de que está haciendo ejercicio, trate de ver crecer cada uno de sus músculos. Si es posible, visualice cada una de sus fibras. Este truco es para que hagas una especie de autohipnosis, que básicamente consiste en trabajar el músculo mucho más allá de tu propio pensamiento racional.

6. Trampas

Cuando se sienta fatigado durante el levantamiento de barra, comience a usar los hombros y la espalda para ayudar un poco con el movimiento, de modo que pueda hacer otras cuatro o cinco repeticiones. Esta trampa es para continuar y terminar la serie, obligando a los bíceps a trabajar más de lo que podrían sin la ayuda de otros músculos, por lo que es necesario agregar más tensión, no reducirla.

7. Superconjuntos

Los superconjuntos deben incorporarse durante los ejercicios. Por ejemplo, puedes combinar un ejercicio de pecho con un ejercicio de espalda, un ejercicio de bíceps con un ejercicio de tríceps o un ejercicio de cuádriceps con un ejercicio de isquiotibiales. De esta forma, ambos lados de una misma zona se trabajan contrayéndose y expandiéndose en ejercicios opuestos, mientras que uno bombea al otro para mantener el flujo sanguíneo en toda la zona, ya que los ejercicios paralelos son fundamentales para el crecimiento muscular.

8. Visualice su cuerpo si tiene problemas para levantar pesas.

El entrenamiento puede ser mucho más difícil de lo que esperas, pero tu objetivo siempre está frente a tus ojos y se vuelve muy divertido. Tienes que creer fervientemente en ti mismo, tener la visión más clara para no apagar ese fuego que te impulsa a hacer las cosas y no avergonzarte de hacerlas.

9. Días de descanso

Siempre asegúrate de darle tiempo a tu cuerpo para que se recupere, porque el sobreentrenamiento es algo totalmente real y debes tener cuidado con él. Sin embargo, si las ganancias se estancan, es mejor vigilar todo lo que se hace fuera del entrenamiento para recuperarse mejor, porque quizás el problema esté ahí y no en el gimnasio.

10. No tengas miedo de fallar

Con el tiempo, se encontrará en una situación en la que fracasará. Sin embargo, no tengas miedo al fracaso, al contrario, ten en cuenta que lo más lejos que puedes caer es al suelo, pero es mucho más fácil levantarse, por lo que no es algo que te pueda intimidar.

Así que ya lo sabes, presta atención a estos consejos para que puedas llegar lejos con tu entrenamiento. No se avergüence y haga todo lo que siempre quiso hacer. No tenga miedo de comenzar o terminar. Las excusas siempre se interpondrán entre tú y tu mente y puede ser difícil, incómodo y extraño, pero si realmente lo deseas lo harás de todos modos y esto es lo que te hará sentir más que orgulloso.